jueves, 26 de enero de 2017

CONVOCATORIA JUEVERA, JUEVES 26 DE ENERO, EL AMIGO PEPE CONVOCA ESTA SEMANA EN SUSTITUCIÓN DE LA AMIGA LEONOR QUIEN ESTA PASANDO POR UN DURO TRANCE, NOS VEMOS EN DESGRANANDO MOMENTOS


                           



SOLEDADES

Una vez leí que la soledad es el peor enemigo de quien vivió el abandono en la infancia, posiblemente sea este el motivo del desazón constante que me acompaña, que se engancha a mí en forma de angustia, de ansiedad, de miedo a perder y estos sentimientos te hacen tan vulnerable….

Cuando eres pequeña, sientes que si te dejaron allí, algo muy malo tenías que haber hecho, después veo mi historia reflejada en miles de historias de niños en hospitales e internados y pienso para mis adentros que no le deseo este infierno a nadie.

En las temporadas buenas, me sentía capaz de comerme el mundo, fueron épocas en las que me atreví a tomar grandes decisiones, comerme el mundo, volar…..era libre porque soledad era solo una palabra perdida en el infinito, pero hay acontecimientos que hacen saltar la chispa y regresa el miedo, un terror que solo aquellos que lo han experimentado pueden comprender. Y permaneces callada dentro de tu mundo inaccesible, pendiente de aquellos cuya sola presencia te proporcionan la seguridad necesaria para continuar y no perderte en un camino infinito que no para de girar a tu alrededor.

En los buenos momentos, vuelas libre y comprendes que la libertad es eso, la capacidad de tomar decisiones, de estar donde quieres estar, de ir donde quieres ir, sin estar pendiente de los otros o hacer que los otros estén pendientes de ti.

Desde que salí de aquel hospital viví perdida entre mis soledades, aferrándome con desespero a aquellos a los que amaba, imposible dormir sola, creía volverme loca si existía la sola posibilidad de quedarme sola por la noche, si se daba el caso, podía acabar en un hospital con una crisis de ansiedad de las que hacen historia.

Mis noches, muchas de ellas se llenaban de pesadillas, en las que solía aparecer un lago negro en el que me perdía ahogándome en sus aguas oscuras, solía despertarme gritando y sin saber el lugar exacto donde me encontraba, era por eso que necesitaba de forma urgente a alguien al lado que me ayudara a salir de aquel pozo al que el sueño me había arrastrado, sentía que necesitaba crecer y no podía mis hijos pequeños habían superado muchos de  sus miedos yo aún no.

En la última caída aprendí: que la música suave era como un bálsamo y mucho más si en esta se escuchaba el sonido del mar. Que pasear durante horas sintiendo el frió en el rostro, te hace sentirte más viva y te saca de tu pozo de horror. Que leer comics divertidos te hace ver la simplicidad de la vida. Y en ese punto de mi vida llego a mi MOLI DEL CANYER.

A partir de aquí os invito A SEGUIR ESTE ENLACE la experiencia que sano mi alma, esta compuesta de tierra y de plantas aromáticas, de abejas zumbando a mi alrededor y de mariposas de colores que vuelan por doquier, de mariquitas corriendo por las hojas verdes y de arañas tejiendo con hilos brillantes ante el sol, de verduras frescas y frutos dulces. Todo eso es MOLI DEL CANYER y mucho más pero sobre todo fue quien me ayudo a reconciliarme con mi soledad y a vivir en una armonía preciosa. Solo decir, que a partir de mi contacto directo con la tierra aprendí a dormir sola y a mirar esos días como momentos especiales en los que solo estoy yo y mi armonía con la vida.




14 comentarios:

  1. cuantas clases de soledad hay, una para cada uno, para algunos mas de una, lo mismo que soluciones, siempre hay un modo, un motivo que pone fin a la soledad no buscada. La soledad interior solo se arregla desde el interior. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas soledades y una mas dificil de llevar que las demas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que verdad has dicho , las soledades hay de mucho tipos , pero creo que la de la infancia debe ser horrible y te marca de por vida .
    Un relato muy bueno .
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Pero mira que belleza, la peor soledad es la de uno mismo, me ha encantado, que si no podemos contar si quiera con nosotros mismos para hacer frente a la vida ¿qué nos queda?

    me encantó,.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Tu soledad vino propiciada por la enfermedad que padeces y que obligó a internarte en un hospital. No me extraña que posteriormente tuvieras todo tipo de miedos a esa soledad y buscaras con ahínco la cercanía de los tuyos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un recorrido duro Inma pero con un hermoso final, con eso es con lo que me quedo en este jueves de soledades.
    Precioso como cuentas esa conexión con la tierra.
    Un brazo.

    ResponderEliminar
  7. Que bien que hayas podido comerte el mundo en los buenos momentos.
    Que hayas encontrado música que pueda ayudarte y que hayas encontrado algo en los comics divertidos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Avasallador relato, con un final se superación a esa soledad que se había anclado en ti por circunstancias fuera de tu alcance. Salistes triunfante, es la mejor parte. Pasare a visitar ese enlace. Gracias por compartirlo.
    Bso

    ResponderEliminar
  9. Momentos muy duros los que viviste; pero de esa lucha has salido vencedora que es lo importante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Luchadora,valiente, guerrera de luz, así te veo yo. Eres muy generosa por compartir con nosotros esa parte de ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Como siempre aleccionador tu relato y para sacar de él enseñanzas necesarias para seguir transitando por la vida.

    ResponderEliminar
  12. Preciosa y triste historia con final feliz. Gracias por compartirla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Dice Rosa Montero que "la infancia es el lugar en el que habitas el resto de tu vida" ...tú habitaste un lugar horrible cuando eras niña y eso indudablemente dejó una herida muy profunda en ti. Por suerte, has encontrado vías que te han ayudado a superar esa angustia que sentías, me alegro mucho de que así sea. Tu historia es triste aunque afortunadamente tiene final feliz, no todo el mundo puede decir lo mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ninguna soledad como la inocente, asustada, desolada soledad de los niños.
    por suerte despues, MOLI y la tierra.

    saludos!

    ResponderEliminar