miércoles, 8 de marzo de 2017


CONVOCATORIA JUEVERA, jueves 9 de marzo, este jueves la amiga Nieves desde su blog MATICES EN LA VIDA nos invita a cocinar con la propuesta:BON APPÉTIT

PASTEL DE CHOCOLATE CON CREMA DE MENTA



 Caminaban cogidos de la mano persiguiendo un halo de luz que a duras penas iluminaba el camino sinuoso, a ambos lados árboles y arbustos lanzaban sus sombras por doquier. Aina marcaba el camino, Bru  la seguía  algo desconcertado, no acababa de acostumbrarse a las andanzas  con las que solía sorprenderle su chica.


El lugar, escondido junto al lago, estaba ante una pequeña playa de agua dulce. Aina dejo caer su mochila y abriéndola saco un pequeño mantel, con la ayuda de él lo fue extendiendo en el suelo. Después, coloco dos platos de cartón exquisitamente decorados y dos vasos de cristal, Bru, le dio el toque mágico sembrando todo alrededor de pequeñas velas titubeantes. Su amor había estado marcado por la indecisión, para Aina la vida era una aventura y estaba siempre dispuesta a aventurarse en todo lo nuevo que aparecía ante ella, Bru era más tímido, y solía actuar con más cautela, sentía, que el amor de la chica por el le había dado la vuelta a su vida cual calcetín.

Cuando Aina pensó en la cena, tuvo claro que esta había de ser cerca del hechizo del lago, solo había un problema y es que la chica a duras penas sabia cocinar. Así con la ayuda de Agnes, su mejor amiga fue capaz de hacer su primera tortilla de patatas, canapés de paté con compota de manzana, otros con jamón y queso y poco más.

A última hora de la tarde apareció su amiga y confidente con una tartera cerrada, junto a  esta y estratégicamente colocada una fiambrera de vidrio con una crema de una textura excelente.

-          - Es un pastel de chocolate, secreto de mi madre, cuando quieras enamorar a un chico te aseguro que no falla.

Lentamente fueron cenando a la luz tenue de las velas, se miraban y no hablaban ¿Dónde se esconden las palabras cuando las almas se acarician y los cuerpos arden de deseo?.


El pastel de chocolate, secreto ahora de dos familias, está compuesto por dos texturas: la de abajo con un toque crujiente, la de arriba suave como un mousse que se va derritiendo de forma sutil en la boca. Pero el toque final está en la crema de menta con la que se baña el trozo de pastel. Crema inglesa con un fondo aromático de menta fresca o hierbabuena que le da al chocolate un toque más que sensual.

Veinticinco años después, la “platjeta”[1] no es la misma ya que un vendaval de verano la devasto, el rincón de la primera vez se conserva intacto, lo mismo que la costumbre de escaparse junto con los niños, hijos y ahora hijos de sus hijos en una noche de verano para cenar iluminados por velas y bañarse desnudos en el lago. Desde aquella noche de hechizos sin fin, el pastel de chocolate con crema de menta se ha convertido en el mejor elixir de amor.




[1] Pequeña playa

20 comentarios:

  1. Precioso relato , que bonito y que magia me ha gustado mucho te doy mi enhorabuena por él .
    Un abrazo y fuerte beso.

    ResponderEliminar
  2. Un romántico lugar fundido en juventud hace que la magia alimente los sentidos...
    Gracias por participar
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. El chocolate siempre ha tenido propiedades mágica, ya lo usaban los mayas. Parece un bonito lugar al que ir una noche de verano.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Parece que esa formula ancestral es efectiva.

    ResponderEliminar
  5. El chocolate és desde siemrpre, y segun se cuenta, afrodisiáco, ademas de de energético y adictivo, Aprvecho para enviarte
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Este mágico relato nostrae secuencias de amores primerizos y auténticos.
    Eres brillante cuando te desenvuelves en la nostalgia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Relato bonito enmarcado en un sitio romántico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Bueno sería patentarlo, dado que tiene esa duración en los amores de quienes lo prueban.

    ResponderEliminar
  9. Pasa la receta...muy romántica esta cena.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pasa la receta...muy romántica esta cena.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Anoto entusiasmada esa receta! jeje Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Las palabras se callan cuando el alma se expresa.
    Es hermoso volver al lugar donde fuiste feliz, el lugar que guardó parte de tu esencia, espero algún día volver al mío.
    Mi beso, Moli

    ResponderEliminar
  13. Todos los preparativos son válidos para agasajar al amor...claro que si se adorna con un pastel de chocolate mmmmm.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Muy romántico pero... qué peligro las velas encendidas mientras se bañan! Y qué delicioso suena ese pastel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola! ¡Hermoso relato! ¡Y qué bien descripto el postre! Me ha dado hambre de leerte.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Me encantó ese ritual amoroso!! y me gusta que se repita con los años, yo creo!!

    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  17. Encantador, romantico relato, Molly. El chocolate mágico, exótico no podía faltar en esa cena tan importante para tu protagonista que quería impresionar a su novio.
    Besines

    ResponderEliminar
  18. mmmmmmmmmmm tan deliciosa como la torta de chocolate...asi es tu relato...un manjar para los ojos llenos de amor y recuerdos nostálgicos...
    feliz fin de semana muaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  19. un relato tan rico como ese manjar de chocolate y menta!

    ResponderEliminar
  20. Una cena muy romántica en un ambiente paradisíaco. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar